El otoño y el principio del invierno es el momento ideal para hacer una visita de rutina al veterinario

La visita al veterinario está recomendada cada seis meses, pero si tu perro es anciano o sufre alguna enfermedad crónica es recomendable hacer coincidir la revisión semestral  con este momento del cambio de estación.

Los perros mayores suelen sufrir esas típicas enfermedades propias del paso del tiempo y el frío puede agravarlas o sacarlas a la luz: dolores articulares, resfriados y un sistema inmunológico más débil, puede convertir el frío en faringitis, rinitis, traqueítis o inflamaciones que pueden complicarse y causar graves neumonías.

Regular el frío de forma natural hace que el organismo active la vasocontricción, es decir aumenta la presión sanguínea para generar calor. Si tu mascota tiene problemas del corazón o de hipertensión es importante regular su medicación y estar alerta en esta época del año.

Como saber si mi perr@ tiene frío

Ante los siguientes síntomas: tos, punta de las orejas, de la cola o las almohadillas de las patas frías, si respira con lentitud, duerme más de lo habitual, tiembla o tirita, son síntomas de que tu mascota tiene frío y debes actuar con prontitud, abrigándoles y proporcionándoles un lugar recogido y cálido. 
Si observas que su recuperación no es la esperada, contacta con tu veterinario.

CITA PREVIA

985 724 318

Deja un comentario